Friday, December 31, 2010

Precios restaurante

De antemano sabíamos nuestro pedido, pero al haber cambios en los precios de gasolinas, electricidad, gas y otros, luego de nuestro pedido solicitamos la carta.

Revisamos los precios del platillo y bebida. Un poco de botana, luego la bebida sin alcohol con un poco de hielo. De rato, el platillo principal. Dos pinchazos y la carne de la enorme mojarra al cambray cruda y un poco fría. La regresamos para un mejor cocimiento.

De rato, la piel se ve mas tostada de lo normal, carbonizada de la cola. No quisimos esperar de nuevo y a comer, el resto aunque ya no se le untó mas cambray y con tanta hambre le seguimos. Pez tan grande que no fué posible terminarlo.

La cuenta, un incremento del 10.5 porciento en las bebidas sin previo aviso y distinto a la carta. Reclamando al mesero le damos nuestra tarjeta para el cobro y le mencionamos que haga la correción antes de cobrar. El mesero dice que la limonada es mineral y por eso cargan lo adicional.

El mesero nos trae la nota bancaria para la firma del pago, vemos que no hizo el cambio del sobrecobro y de nuevo reclamamos. Llama al gerente y este solo escucha, que no deben cobrar lo que no especifican en la carta, que aunque el monto es pequeño es un abuso, que nadie reclama, etc. Es el hecho, no el monto. Ofrece regresar el cobro indebido en efectivo y para no seguir a quien no escucha optamos por firmar y retirarnos. El mesero nos regresa en efectivo el sobreprecio indebidamente cobrado.

El mesero se queda sin propina. Es el hecho, no el monto y hasta que alguien les reclama.